Mantener los datos en la nube

Aún con las numerosas ventajas de la informática en la nube o cloud computing, quedan, por supuesto, desafíos pendientes, principalmente en torno a la seguridad, la privacidad, la conformidad y la dependencia de los proveedores.

La seguridad y privacidad de los datos es un motivo de recelo hacia la informática en la nube que se cita con frecuencia, incluso en el caso de las empresas de menor tamaño, que no suelen tener todas las posibilidades de redundancia que tienen las más grandes.

¿Cloud sí, Cloud no?

Averígüelo sin cargo en 3 pasos

  1. Evaluación asistida
  2. Recibe diagnóstico
  3. Analiza recomendaciones

Los escépticos argumentan que, una vez que los datos están en la nube, uno se ve en la necesidad urgente de asegurarse de que nadie más tenga acceso a ellos y de poder recuperarlos si se desea cambiar de proveedor. Esto incluye también la problemática del tiempo de actividad, es decir, cómo va a asegurarse el proveedor de servicios de que Internet no interrumpirá el funcionamiento y qué garantías existen para ello. Este problema puede provocar que más de una empresa retrase la adopción de la nube pero no tiene porqué ser un obstáculo insalvable. De hecho, cuando se trata de proteger la información en la nube, los proveedores de rango superior de servicios en la nube tienen protocolos de seguridad y acuerdos de nivel de servicio tan rigurosos que los datos están con frecuencia más seguros que en muchas de las pequeñas empresas, sobre todo en lo que respecta a la recuperación después de un desastre.

Desafíos a afrontar

Las organizaciones también deben considerar qué aplicaciones puestas en la nube ofrecerán los mayores beneficios en relación con la inversión. El cloud computing tiene tanto que ver con disponer de eficacia y flexibilidad para satisfacer necesidades concretas a medida que vayan surgiendo, como con el éxito y la eficiencia empresarial permanentes. Por lo tanto, los responsables de las empresas deben pararse a pensar detenidamente de qué modo la tecnología les puede ayudar a alcanzar los objetivos estratégicos.

Todos estos desafíos se pueden afrontar y superar si se selecciona el socio tecnológico adecuado, de confianza y fiable. Es importante asegurarse de que los elementos del contrato se hayan adaptado a las necesidades; que existan, por ejemplo, un acuerdo de nivel de servicio riguroso que especifique los detalles de las medidas de redundancia y copia de seguridad de los datos, un nivel garantizado de tiempo de actividad y unos protocolos de exportación claros. De esta forma las empresas pueden asegurarse de que sus datos empresariales críticos están tan seguros en la nube como en sus oficinas, o quizá más.

Una manera de lograrlo es buscar el asesoramiento de otros usuarios. Los servicios de informática en la nube tienen una sólida y fiel comunidad de seguidores. Es conveniente que las empresas averigüen si alguien más de su comunidad empresarial ha implementado informática en la nube e intenten aprender a partir de sus experiencias y sigan los pasos de sus éxitos.

División consultoría EvaluandoSoftware.com

 

¿qué software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores

Deja un comentario