El valor estratégico de los servicios en la nube

Para establecer una dirección clara que esté alineada con la estrategia de la empresa, los miembros del consejo deben comprender cabalmente los beneficios de la computación en la nube y cómo se los puede maximizar, a través de prácticas de gobierno eficaces e implementadas en todas las etapas. Esto exige que el consejo considere a la computación en la nube no como un proyecto de TI, sino más bien, como una estrategia tecnológica de negocio. Esta comprensión ayuda a asegurar que se consideren y se satisfagan las necesidades de las partes interesadas, a la vez que se optimiza el riesgo y la utilización de recursos.

Para poder lograr una comprensión clara, se proponen las siguientes preguntas, con el fin de identificar el valor estratégico que los servicios en la nube pueden aportar a la empresa y el impacto que ésta podría tener sobre los recursos y los controles de la empresa:

1. ¿Los equipos de gestión tienen un plan para la computación en la nube? ¿Han sopesado el valor y los costos de oportunidad?

El riesgo de la adopción de la nube puede ser irrelevante si se lo compara con la pérdida de la oportunidad de transformar la empresa, mediante el uso eficaz y estratégico de la computación en la nube. La pérdida puede ser especialmente significativa cuando las empresas de la competencia adoptan medidas para aprovechar esas mismas oportunidades. Desde una perspectiva estratégica, la computación en la nube puede ser un vehículo para:

  • Obtener una ventaja competitiva
  • Alcanzar nuevos mercados
  • Mejorar los productos y servicios existentes
  • Retener los clientes existentes
  • Aumentar la productividad
  • Contener los costos
  • Desarrollar productos o servicios que no serían posibles sin los servicios de la nube
  • Eliminar las barreras geográficas

2. ¿De qué manera los planes actuales en la nube respaldan la misión de la empresa?

Los servicios en la nube deben apoyar los esfuerzos para alcanzar los objetivos de negocio que se derivan de las necesidades de las partes interesadas (tal como fueron aprobados por el equipo de liderazgo). Las iniciativas en la nube deben tener un vínculo claro y susceptible de seguimiento con la estrategia de la empresa, de manera que el valor esperado de los servicios en la nube esté claramente definido, medido y aceptado. Este vínculo también ayuda a determinar la prioridad asignada a las iniciativas en la nube y respalda el desarrollo de métricas para medir los resultados y compararlos con las expectativas.

El alineamiento entre los objetivos referidos a la nube y los de la empresa es vital para ser eficaz a la hora de gestionar riesgos y contener costos. Los potenciales beneficios de los servicios en la nube son atractivos, pero con la gratificación viene el riesgo.
La empresa debe decidir si el riesgo potencial se encuentra dentro de límites aceptables

3. ¿Los equipos ejecutivos evaluaron sistemáticamente la preparación organizacional?

Los puntos de presión surgen:

  • cuando la implementación de la computación en la nube es incompatible con la cultura de la empresa;
  • cuando no se dispone de las habilidades requeridas para respaldar las soluciones en cuando los procesos relacionados con la nube entran en conflicto con otros procesos establecidos;
  • cuando la estructura organizacional no maximiza la eficacia y eficiencia en la nube.

La evaluación de la preparación de la empresa antes de la adopción de servicios en la nube evita la cultura reactiva y los cambios de procesos y habilidades también reactivos, que serán necesarios para eliminar los puntos de presión no previstos. Una evaluación sistemática del estado de preparación puede ayudar a la gestión a identificar costos y riesgos adicionales que deben incluirse en el proceso de decisión. Esta evaluación de la preparación debe incluir los siguientes elementos:

Políticas y procedimientos

Es probable que se necesitan nuevas políticas y procedimientos que guíen la adopción, la gestión y el uso correcto de la computación en la nube.

Procesos

Los procesos existentes que utilizan servicios de TI tradicionales, posiblemente deban ser rediseñados para incorporar nuevas actividades relacionadas con el uso de servicios en la nube.

Estructuras organizacionales

La gestión en la nube puede demandar nuevas capacidades organizacionales o modificaciones de las ya existentes, en particular en el área de operaciones y respaldo de TI.

Cultura y comportamiento

La cultura y el comportamiento organizacional pueden ser críticos para la adopción exitosa de soluciones en la nube.

Habilidades y competencias

Las áreas de compras, legales, cumplimiento y auditoría son algunos ejemplos de funciones que tal vez deban desarrollar las habilidades necesarias para gestionar servicios en la nube, desde evaluación y abastecimiento a operaciones y retiros.

4. ¿Los equipos de gestión han considerado en su planificación de la nube, qué inversiones ya existentes podrían perderse?

La computación en la nube tal vez no se ajuste de inmediato y sin fisuras al portafolio de la tecnología existente en la empresa. La adopción de un servicio en la nube puede, por ejemplo, obviar inversiones en tecnología ya realizadas que aún no han alcanzado su fecha final programada. La decisión sobre cuándo y cómo llevar a cabo esa pérdida debe considerarse con suma precaución.

Las áreas que se deben considerar son:

Procesos

La organización de TI tal vez necesite adaptar procesos, como abastecimiento y gestión de cambios.

Cultura y comportamiento

Los servicios en la nube demandarán mayor rapidez de respuesta por parte de la organización de TI, que probablemente necesite realizar cambios en los procesos internos y en las herramientas.

Servicios, infraestructuras y aplicaciones

La empresa posiblemente necesite actualizar los centros de datos, las aplicaciones de software y las infraestructuras de red, lo cual puede dar lugar a cierto nivel de pérdida de inversiones realizadas.

Habilidades y competencias

La organización de TI necesitará desarrollar o adquirir las habilidades necesarias para respaldar a los usuarios de servicios en la nube, cuando el personal actual no las pose.

5. ¿Los equipos de gestión tienen estrategias para medir y dar seguimiento al valor del rendimiento de la inversión en la nube en relación con el riesgo?

Antes de decidir adoptar la computación en la nube, el consejo debe darle a los equipos de gestión la tarea de asegurar que se implementen los mecanismos correctos de informe para medir el valor y el riesgo alineados con los objetivos de la empresa.

Una vez respondidas todas las inquietudes, es momento de tomar ventajas acerca del valor estratégico que los servicios en la nube pueden aportar a la empresa y el impacto que ésta podría tener sobre los recursos y controles.

Adaptado por la División Consultoría de EvaluandoCloud.com

 

¿qué software es apto para su empresa?

Acceda a nuestros evaluadores

Deja un comentario